Del hindú, el judío y el argentino, un pueblito y un establo


Llegan un hindú, un judío y argentino a un hotel de un pueblito y piden un cuarto para tres.

– Sólo me queda un cuarto pero es para dos, pero si no les incomoda tengo espacio en el establo para que uno se duerma ahí’- responde el encargado.
Continúa leyendo “Del hindú, el judío y el argentino, un pueblito y un establo”